Iglesia de Santiago Apóstol

Enclavada en plena comarca terracampina, Ceinos de Campos es el núcleo de un importante y dilatado pasado ancestral. Si bien su primera aparición oficial se fecha en el año 937, en plena época de la repoblación del valle del Duero, los restos arqueológicos aparecidos en el término y en el mismo centro del pueblo nos llevan a identificar asentamientos prehistóricos (más allá del cementerio), así como de época neolítica.

Neolíticos son los restos de la época del Cobre hallados junto al promontorio que en la actualidad ocupa el cementerio, uno de los escasos restos de esta época hallados en la comarca.

A partir de las primeras invasiones celtas de la península la actual comarca de Tierra de Campos fue un lugar especialmente elegido debido a la gran acumulación de cursos de agua en el territorio, serpenteando cerros testigos. En definitiva, un territorio que permitía un gran control del espacio por parte de pequeñas comunidades comunicadas visualmente entre ellas.

Obra destacada

Virgen Santa María del Temple

Monumento

Iglesia

Estilo

Mudéjar – renacentista
Catalogada

Propiedad

Arzobispado de Valladolid

Datación

Siglo XVI

Enclavada en plena comarca terracampina, Ceinos de Campos es el núcleo de un importante y dilatado pasado ancestral. Si bien su primera aparición oficial se fecha en el año 937, en plena época de la repoblación del valle del Duero, los restos arqueológicos aparecidos en el término y en el mismo centro del pueblo nos llevan a identificar asentamientos prehistóricos (más allá del cementerio), así como de época neolítica.

Neolíticos son los restos de la época del Cobre hallados junto al promontorio que en la actualidad ocupa el cementerio, uno de los escasos restos de esta época hallados en la comarca.

Edad Antigua

A partir de las primeras invasiones celtas de la península la actual comarca de Tierra de Campos fue un lugar especialmente elegido debido a la gran acumulación de cursos de agua en el territorio, serpenteando cerros testigos. En definitiva, un territorio que permitía un gran control del espacio por parte de pequeñas comunidades comunicadas visualmente entre ellas.

CLIC PARA LEER MÁS
Edad Antigua

Habitaban en pequeños promontorios cercados, sobre un terreno fácilmente cultivable, atravesado por cursos de agua que reproducían lo que aquellos grupos colonizadores consideraban unas condiciones ideales para su establecimiento.

Fueron los conocidos como Vacceos los que se asentaron en el territorio de Ceinos. Una de sus grandes capitales, Intercatia, conocida por las descripciones romanas, con la que tuvo diferentes enfrentamientos, no ha sido aún localizada. Los restos encontrados en el pueblo y la propia morfología del terreno hacen que sean varios los especialistas que llegan a situar la legendaria capital vaccea en el actual Ceinos.

Sitiada y ocupada pacíficamente por los romanos, el asentamiento celta de Ceinos pasó a ser romano. Esta página de la historia queda perfectamente constatada por los restos arqueológicos encontrados en la población: monedas, restos de estructuras arquitectónicas, cerámicas o infraestructuras como la fuente de Santiago, atestiguan una importante presencia romana en la población.

Edad Media

El final de la Edad Antigua y el paso a la Alta Edad Media se certifica con la presencia de una importante villa romana en el pago de la Fuente de Santiago y los restos visigodos aparecidos en el entorno del pueblo.

La repoblación certificó la existencia de una población fija ya en la primera mitad del siglo X, destacando su importancia estratégica, al pie de una elevación que permitía conectar visualmente las extensiones que llevaban hacia la montaña de León, con la depresión hacia el valle del Duero. Algunas fuentes hablan de la existencia de dos castillos en el pueblo, uno en el cementerio y el otro en las actuales bodegas, algunas de ellas dejan incluso entrever alguna estructura excavada de esta época.

Bailía Templaria

La plena Edad Media trajo un gran esplendor al pueblo. Se fundó un priorato benedictino en la actual fuente de Santiago y dada su importancia estratégica, llamó la atención de los caballeros templarios que fundaron la más importante bailía del norte de la península en Ceinos de Campos antes del año 1168.

El asentamiento de los templarios se basó en un convento donde habitaban los hermanos de la congragación del temple (referenciados en los documentos como frates) y mandaron construir una iglesia modesta pero con una capilla que mantenía una calidad artística difícilmente igualable en la época.

En estos momentos, Ceinos pertenecía administrativamente al reino de León y fue uno de los enclaves principales en la frontera con Castilla. Ello nos explica la presencia repetida de los reyes de León y Castilla para dirimir diferencias y determinar documentos de reparto de territorios y jurisdicciones. Las instalaciones de los templarios debían suponer un escenario privilegiado para dichas reuniones, en las que participaban obispos y grandes nombres de ambas cortes. Mientras que los representantes leoneses, siempre según las fuentes y los documentos oficiales, se alojaban en el pueblo, dentro de la bailía, los castellanos bajaban al vecino priorato de Santiago de la Tola.

Edad Moderna

Tras esta época, el desplazamiento de los centros de decisión hacia otras poblaciones cabecera de las comarcas, en un país que había unificado sus reinos, provocando el declive constante en todas las pequeñas poblaciones de comarca terracampina.

El deterioro de la iglesia templaria, protagonista incluso de uno de los milagros de la insigne obra literaria de Gonzalo de Berceo, provocó, en el siglo XVI, la construcción de la actual iglesia de Santiago, referencia clara al paso del camino jacobeo por la población, y el traslado del cementerio hacia la parte alta del pueblo.

Iglesia de Santa María del Temple

Edificio modesto de estilo románico, que respondía a las características de la zona. Con una estructura de planta de salón, es decir, una sola nave y torre adosada, levantaba a los pies la capilla conocida durante mucho tiempo como la de los Albires.

Conocida en todo el reino, su importancia y la continua disputa fronteriza entre los reinos de León y Castilla, que tenía en Ceinos uno de sus enclaves fundamentales, hizo que Gonzalo de Berceo situara en este templo el milagro XXV de su obra “Los Milagros de Nuestra Señora”.

Sus características, conocidas por dibujos y descripciones de viajeros y especialistas que consiguieron verla en pie hasta el siglo XIX, nos recuerdan a las que vemos actualmente en los cruceros de las catedrales de Salamanca, Zamora y Plasencia o la colegiata de toro.

El traslado de la población al otro extremo del pueblo, la construcción de la actual parroquial de Santiago y la propia desidia del tiempo y la falta de uso provocaron un estado de ruina que certificó oficialmente en 1789 por parte del arquitecto Francisco Álvarez Benavides y se desmonto totalmente en 1857.

Muchos restos fragmentarios se reparten por el pueblo de Ceinos y otros cercanos dedicados a los usos más variopintos. Los más significativos son los conservados en una fachada de la población con arcos reconstruidos y los arcos de una zona porticada que tras ser adquiridos para el Museo Provincial en el siglo XIX han terminado en una plaza del pueblo, donde están expuestos en la actualidad.

Iglesia Parroquial de Santiago

Construida en el XVI, presenta tres naves levantadas en un puro estilo mudéjar con ladrillo y piedra. En un estilo perfectamente reconocible en números iglesias de la comarca, presenta una potente torre a los pies del templo.

Uno de los elementos más destacados del edificio es la sucesión de alfarjes en la nave principal y los reconstruidos en el presbiterio y en una capilla lateral situada como prolongación de este en el lado del Evangelio.

A los pies se elevan un coro apoyado en cuatro airosas columnas neoclásicas del XVIII, que cubren el espacio identificado como baptisterio. El actual acceso se sitúa en la parte norte, enmarcado por una portada renacentista del XVI muy del gusto herreriano, enfrentada a otro acceso cegado en el lado opuesto de la construcción.

Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Retablo Mayor
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Virgen del Carmen
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol San Mamerto
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Retablo Inmaculada
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Alfarje
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Virgen del Temple
Ceinos de Campos Iglesia de Santiago Apóstol Retablo Alfarje

GALERÍA