Iglesia de San Pedro

Edificio del último cuarto del XVI, realizado por contrato de la cofradía devocional de San Pedro, en el que se cita a un maestro de la población trabajando en el año 1580 terminando las obras de las naves y la sacristía. Su escasa cimentación ha sido un catálogo de problemas para el mantenimiento del edifico que ya en el siglo XVIII precisó de importantes obras de reforma y restauración para las que se aprovecharon materiales de derribo traídos de diferentes monumentos de la zona.

Esto explica el material que se encuentra en algunas zonas del edificio como los 4 pilares cilíndricos que estructuran sus 3 naves en dos tramos, con amplio crucero cubierto con una elegante cúpula sobre pechinas que se abre en los laterales y el ábside con cascarones con yeserías.

Cubierta.

Esta estructuración explica que la cubierta de la nave central se divida en cuerpos con aristas y las laterales con cúpulas ovaladas independientes, lo que refuerza los empujes y aísla las posibles patologías arquitectónicas.

Obra destacada

San Pedro de Alejo de Vahía

Monumento

Iglesia

Estilo

Mudéjar
Catalogada

Propiedad

Arzobispado de Valladolid

Datación

Último cuarto Siglo XVI

Edificio del último cuarto del XVI, realizado por contrato de la cofradía devocional de San Pedro, en el que se cita a un maestro de la población trabajando en el año 1580 terminando las obras de las naves y la sacristía. Su escasa cimentación ha sido un catálogo de problemas para el mantenimiento del edifico que ya en el siglo XVIII precisó de importantes obras de reforma y restauración para las que se aprovecharon materiales de derribo traídos de diferentes monumentos de la zona.

Naves.

Esto explica el material que se encuentra en algunas zonas del edificio como los 4 pilares cilíndricos que estructuran sus 3 naves en dos tramos, con amplio crucero cubierto con una elegante cúpula sobre pechinas que se abre en los laterales y el ábside con cascarones con yeserías.

Cubierta.

Esta estructuración explica que la cubierta de la nave central se divida en cuerpos con aristas y las laterales con cúpulas ovaladas independientes, lo que refuerza los empujes y aísla las posibles patologías arquitectónicas.

CLIC PARA LEER MÁS
Torre.

A los pies del espacio central se eleva una torre de estética mudéjar de grandes dimensiones, de origen previo a las reformas dieciochescas, bajo la cual se encuentra el acceso al templo.

Patrimonio mueble.

Su patrimonio mueble muestra un amplio repertorio de retablos con escultura de buena factura con muchas obras del XVI, algunas trasladadas a la parroquia de Santa María, entre las que destacaríamos la escultura de San Pedro de Alejo de Vahía realizada en torno a 1500 y el calvario, hoy transformado en paso procesional, una obra anónima del segundo tercio del siglo XVI y las esculturas de los retablos de los frontales del crucero dedicados a San Bartolomé el del Evangelio y a San Juan Bautista el al Epístola.

Sacristía.

Parte de los retablos que hoy se encuentran repartidos en los laterales de sus naves proceden de la iglesia de San Pelayo.

En la sacristía, bajo una cúpula elegantemente decorada, se encuentra una interesante cajonería de finales del XVI, con una rica talla en relieve.

GALERÍA